La mala comunicación puede hacer de la belleza, tragedia. La buena comunicación puede hacer de la tragedia, belleza.

Leandro Taub

 

Comunicación es influencia. Cada vez que me comunico, influyo en el entorno. Y con mi diálogo interno, me influyo a mi. Mucho más de lo que pudiera pensar.

Somos pura comunicación, estamos todo el tiempo comunicando y no solo lo hacemos cuando hablamos, escribimos o transmitimos la información de manera evidente y directa.

También comunicamos cuando caminamos, cuando observamos. Comunicamos cuando hacemos aparición en un lugar público, o cuando vamos distraidamente por la calle.

Comunicamos cuando participamos activamente en redes sociales o cuando solo compartimos y nunca comentamos, ahí también estamos comunicando. Bien que no tenemos nada que añadir, bien que no nos sentimos con autoridad para hacerlo… En definitiva, digamos o no, estamos comunicando. Y en base a esa comunicación, creamos realidades.

Un humano lo es, porque se comunica, de hecho, nuestra especia ha trascendido a lo que es gracias a la comunicación. Pero si hay una comunicación que de verdad nos construye, es la comunicación intrapersonal. La  establecemos con nosotros mismos. Mi diálogo interior va a crear mi realidad exterior. Lo que yo me digo a cerca de mi y del entorno va a incidir directamente en cómo me relaciono, en las elecciones que hago, en las acciones que emprendo y por lo tanto en los resultados que obtengo.

Dice la OMS que calidad de vida es la percepción de un individuo de su posición en la vida, en el contexto cultural y el sistema de valores en que vive, en relación con sus metas, objetivos, expectativas, valores y preocupaciones. 

Y yo me pregunto, si mi dialogo interno está basado en la desautorización de mi misma, si la comunicación que establezco en mi interior se centra solo en mis carencias y no en mis recursos, si cada vez que quiero emprender un nuevo proyecto mi autosaboteador particular está dispuesto a mostrarme palabras como incapaz, temor, ridículo, fracaso…¿Podré lograr aquello que me proponga? ¿Podré dar cabida a mis expectativas, vivir alineado con mis valores? Entonces, ¿cómo será mi calidad de vida?

Y ahora quizás te preguntes, ¿que tiene que ver el coaching en todo esto? ¿Por qué el coaching como hilo conductor entre comunicación y calidad de vida?

Te daré una de las razones; el coaching consigue que comiences a ser consciente de ese diálogo interno. Te ayuda a comprender que está basado en prejuicios y creencias y que por tanto es modificable.

Si quieres averiguar el resto, te espero en la conferencia Coaching y Calidad de vida se escriben con C de Coaching

El próximo jueves 22 de septiembre a las 20:00 hs de la tarde en el Club de Prensa La Nueva España de Gijón. El acceso es gratuito, sin inscripción pero las entradas son limitadas. Más abajo encontrarás la dirección.

Leer:  Acept-Arte 10 claves para cultivar el arte de la aceptación

Te espero, me encantará verte allí.

cartel-c

Share This